martes, 23 de octubre de 2012

No Somos Tan Diferentes - Arte Prehispánico


    El arte precolombino o prehispánico es el conjunto de obras artísticas e intelectuales (como escultura, arquitectura, textiles, pintura, etc.) hechas por los aborígenes americanos durante el periodo precolombino, es decir, antes que llegaran los españoles a América.

    El arte es el elemento principal que nos permite conocer las civilizaciones prehispánicas y su nivel de desarrollo. Gracias al arte sabemos que para ese momento algunas culturas eran aún muy primitivas, pero otras estaban bastante desarrolladas, como era el caso de los Mayas, Incas y Aztecas. Además de su nivel de desarrollo, su arte nos permite ver su cultura y darnos cuenta que estas civilizaciones, que parecen tan distantes, no son tan distintas a la nuestra.

    En su arte ellos no se modelaban según el canon humano, sino según el animal. Se consideraban inferiores a los animales y querían obtener su fuerza y habilidades, por eso en esculturas y pinturas se ven elementos como personas convirtiéndose en animales o personas parte animal parte humano.

    Generalmente, cuando nos referimos a las personas de esta época pensamos en seres barbáricos e ignorantes. En ese momento debemos darnos cuenta de la arrogancia de nuestra cultura, pues no tenemos derecho a juzgar ya que nadie ha sido más bárbaro que nosotros, persiguiendo personas por pensar diferente, haciendo guerras por nada o matándonos unos a otros por dinero. Además, como mencioné antes, nuestras culturas no son tan diferentes.

    La insatisfacción física y psíquica la hemos sentido todas las culturas. Para arreglar esto nosotros simplemente vamos a un psicólogo o algo parecido. En cambio, en la época prehispánica las personas iban a ver a un chamán. Los chamanes eran personas que tenían la habilidad de comunicarse con los dioses y cumplían un papel central en las comunidades como los encargados de la sabiduría. Generalmente su don era recibido por herencia y exigía una iniciación que consistía en largos ayunos, retiros y el uso de alucinógenos. El rito de la fuma era un rito sagrado y era relacionado con el llamado “vuelo chamánico”, que consistía en la sensación de separación entre el cuerpo y el espíritu del chamán, el cual entraba a otras dimensiones. El uso de alucinógenos era constante por la necesidad de superar la ignorancia y de traspasar los límites para encontrar soluciones a los problemas de la realidad terrenal.

    En la actualidad hay psicólogos que utilizan alucinógenos para combatir trastornos como la depresión. También están los adictos, por supuesto. ¿Por qué? Pues, entre muchas otras razones, porque el ser humano tiene la necesidad de sentirse cerca de la divinidad e incluso desde la época de los griegos buscamos formas de lograr esto.
    Otro elemento que en nuestra cultura se considera repugnante es el canibalismo. Pero, según la reflexión de Octavio Armand, ¿nosotros, los católicos, no nos comemos a Dios? Si de verdad creemos que el pan se convierte en carne y el vino en sangre, ¿No estamos haciendo lo mismo? Solo que en la época prehispánica lo hacían de una manera mucho más literal. Es más, algunas personas comparan los sacrificios prehispánicos al sacrificio de Jesús, lo que resulta muy polémico.

    Para concluir debemos darnos cuenta de la importancia del arte precolombino.  Los venezolanos nos preocupamos muy poco por este arte y por comprender nuestros orígenes. Solo cuando se le dio un valor comercial fue que comenzamos a apreciarlo, lo cual es muy triste porque el arte no se debería apreciar por el precio, sino por la belleza e importancia histórica que tiene y las ideas y emociones que expresa.

    En fin, esto es lo que hay detrás de este mundo tan extraño pero a la vez tan cercano al nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada